Inicio
 
Comparte esta web  
  LA TRADICIÓN
    > Carretera de los cubos
    > Catedral de León
    > El Entierro
    > A la muerte de Genaro

  LOS ROMANCES
    > 2016
    > 2015
    > 2014
    > 2013
    > 2012
    > 2011
    > 2010
    > 2009
    > 2008
    > 2007
    > Otros romances


  EL CERTAMEN GENARIANO
  DE VERSOS BURLESCOS
    > Nueva convocatoria 2017
    > Convocatoria 2016
    > Convocatoria 2015
    > Convocatoria 2014
    > Convocatoria 2013
    > Convocatoria 2012
    > Convocatoria 2011


  
ROMANCE APÓCRIFO DE GENARÍN

Ay Genarín, Ay Genaro,
patrono de los borrachos,
un año más a tu amparo
consigues que vivarachos
confluyamos en los cubos
en honor a tu memoria,
con orujo y dando tumbos
en reunión vindicatoria.

Como siempre en Jueves Santo
se convierte en tradición
recordarte sin quebranto
con un magno botellón.

Si levantaras cabeza
te reirías sin reparos
de esta ebria cofradía,
que practica la proeza
de beber en compañía,
desafiando la ley seca
con fraternal alegría.

Ay Genarín, pellejero
viejo ateo y bonachón,
baratero y buen putón,
siempre fuiste verbenero
en días de procesión.

A los pies de la muralla
te recordamos contentos,
y te dejamos vituallas
orujo y algún alimento,
para que veles por Jorge,
gran poeta laureado,
que en esta ciudad del norte
ha salido malparado.

Ahora que los constructores
copan el cuarto poder
para tapar con ladrillos
las historias de los pillos
y embolsarse un buen pastel.

Corren tiempos de elecciones
y aunque en las instituciones
las arcas suenen a hueco,
y se olviden tales trances,
los munícipes con tiento
levantan plazas y calles
anuncian nuevos impuestos
y siguen sin pagar a nadie.
No pagan el papel higiénico
ni muchas deudas contables
ni las facturas pretéritas
ni los encargos amables
ni los dolosos sucesos
ni las bombillas y cables.

Ay Genarín, pellejero
viejo ateo y bonachón,
baratero y buen putón,
siempre fuiste verbenero
en días de procesión.

Si los romanos no hubieran
llegado con sus legiones
a poblar la gran Hispania
para llenar sus arcones,
tú no hubieras fallecido
a los pies de esta muralla,
atropellado y jodido
en accidente canalla.

Más ahora, como entonces,
las viejas piedras leonesas
a los tiempos no se adaptan.

Las gárgolas y arbotantes,
las murallas y las tejas
pesan sobre los viandantes,
ciudadanos y poetas,
reclamando un buen trasplante.

Hasta emigró Don Pelayo
hacia otro mundo mejor
tras sufrir un buen desmayo
que no arregla un escultor.

Tampoco la iglesia avanza
y hasta el papa Benedicto
con estilo en peluquines,
faldón corto y calcetines,
ahora va y se pone estricto
con volver a los latines.

Ay Genarín, pellejero
viejo ateo y bonachón,
baratero y buen putón,
siempre fuiste verbenero
en días de procesión.

¡ Honor siempre a la memoria
de Genaro en Jueves Santo !
¡ Que Dios te tenga en la gloria
por haber bebido tanto !

Y siguiendo tus costumbres
que nunca fueron un lujo
bebamos en tu memoria
una copina de orujo...



ENTIERRO DE GENARIN 2007

¿Por qué León está en vela,
por qué León es sudario,
por qué León es tambor,
esquila, clarín y llanto?
¿Por qué León se estremece
con redobles destemplados?
¿Por qué la noche es ropón
en mil túnicas rasgado?
Porque ha llamado la Ronda
con voz de trescientos años.
¿Por qué León nunca duerme
la Noche de Jueves Santo?
¿Por qué León es hereje
hasta mañana temprano?
Ya lo sabéis, leoneses,
porque despierta Genaro
cuando Dios mismo enmudece
y no rige su decálogo.
¿Por qué León se confiesa
sin ir al confesionario
con una copa de orujo
y romances en los labios?
Porque un dentista poeta
así lo dejó enseñado
y esta santa Cofradía
se encarga de recordarlo.
En tal noche como esta
hace setenta y cinco años.

Genarín nos redimió
en menos que canta un gallo
palmándola con estrépito
de un tremendo topetazo
cuando estaba bendiciendo
las murallas de ahí al lado,
pues la Moncha le encontró
con el hisopo en la mano
y un rastro de agua bendita
rezumaba de los cantos.



COFRADÍA DE NUESTRO PADRE GENARÍN